Fundación e Historia de esta Real y Fervorosa Hermandad

Nuestra Hermandad fue fundada allá por el mes de octubre del año 1933, siendo aprobadas sus Reglas en el mismo año. Para tal efecto se constituyó una comisión organizadora integrada por: Manuel García Arquellada, Fernando Rincón Varela, Manuel Castro Caro, José Luis Ferrer de Couto Lamas, Antonio Rosa González, Miguel Gandullo y Manuel Mejías García. Después de constituirse dicha comisión, el día 14 de Octubre de 1933 a las 9 de la noche, tiene lugar en la Sacristía de la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena la Junta de Fundación, presidida por el Párroco Don Manuel García Martín y por Manuel García Arquellada, con la asistencia de los señores que a continuación se relacionan, los cuales pueden considerarse, junto con la Comisión Organizadora, como los Fundadores de la Hermandad del Rocío de Dos Hermanas: Fernando Chacon Gómez, Francisco Rodríguez Muñoz, Juan Quinta Pérez, Manuel Jurado Guillen, José de Dios de Cos., José Díaz Gómez , Manuel García Jiménez, Manuel Claro Jurado, Fernando de Dios Jurado, Rafael Sánchez Pérez, Antonio Alonso Madueño, Francisco Gómez Pérez, Juan Rodríguez Caro, José Chacón Carballido, Manuel Moreno Mejías, Manuel García Gómez, Enrique Varela Carret, Enrique Aguilera Rubio, Antonio Rubio Muñoz, José Raigada Duran, Miguel Barbero Atenet, Francisco Torres Gómez, Antonio Madueño Alcoba, José López Aguilera, José Alcoba y Juan Roldan Rincón.

El día 31 de diciembre de aquel histórico año, la Parroquia de Almonte comunica que el sitio que ocupará nuestra Hermandad en la romería, será detrás de la Hermandad de Jerez de la Frontera, ocupando por consiguiente desde ese momento el numero 17 en la nomina de las hermandades rocieras. El día 13 de Enero de 1934 la Hermandad de Triana acepta ser su madrina en la primera romería.
En todo este proceso Fundacional tuvo una especial intervención, el hijo Ilustre y sacerdote de esta Villa de Dos Hermanas, Don José Luis Cózar y Lázaro, párroco que fue de Almonte, y que en 1915 restaurò el antiguo Santuario, ademas fue secretario de la junta de la coronación a instancias de D. Juan Francisco Muñoz y Pabón siendo parroco de la del Divino Salvador (Sevilla). Todos los documentos y Actas fundacionales se hallan en posesión de la Hermandad, así como en el archivo del Palacio Arzobispal de Sevilla.
La primera Romería a la que oficialmente la Hermandad asiste, es la de 1934, saliendo de la villa nazarena el 18 de Mayo con cuatro carros preparaos por Manuel García Arquellada, Hermano Mayor, José Luis Ferrer de Couto Lamas, Antonio Jiménez Chacon, Antonio Alonso Madueño y tres más. Los mulos que tiraban de la carreta del Simpecado fueron cedidos por Don Armando Soto, y el camino se hizo en cinco días, con el siguiente recorrido: carretera vieja de Sevilla buscando la avenida de la Palmera y el Aljarafe, el primer día se sesteó en los pinares de Lopaz, para pernoctar en la Dehesa de Gato, el segundo día se almorzó en Pozo Maquinas y pernoctó en el Palacio, el tercer y cuarto día en el Rocío. Regresó el mismo Lunes de Pentecostés poco después de presentarse a la Señora, almorzando en el Palacio para luego dormir en la Dehesa de Gato, el quinto y último día almorzó en Lopaz para llegar a Dos Hermanas al anochecer.

historia1

Nuestra Hermandad en la aldea del Rocío Mayo de 1934

Como acontecimiento histórico de relevancia, cabe citar la llegada y recibimiento que hacían a la Hermandad, a su paso por Sevilla, los Infantes de España, Sus Altezas Reales don Carlos de Borbon Dos-Sicilias y Borbon Dos-Sicilias, doña Luisa Orleans y Orleans, en el chalet que poseían en la Palmera, Ntra. Sra. de los Reyes. Al ser la Infanta Luisa, Camarera de Honor de la Hermandad de Dos Hermanas, era costumbre una ofrenda de flores a la Santísima Virgen, en el citado lugar. Asimismo, estos egregios Señores asistían a la Función de Instituto, que celebraba la Hermandad en sus Cultos anuales. Sucedió en el cargo de Camarista de Honor, a la muerte de su augusta madre, Su Alteza Real doña María de las Mercedes de Borbón Dos-Cicilias y Orleans, madre de Su Majestad el Rey de España, don Juan Carlos I y que a su vez, a la muerte de doña María de la Mercedes la sucedió en tan honorable cargo su nieta e hija de Su Majestad el Rey de España, doña Elena de Borbón y Grecia, Infanta de España y Duquesa de Lugo.

historia2

Doña María de las Mercedes Jura en Dos Hermanas, su Cargo como Camarera del Bendito Simpecao

En el recuento de personas más destacadas de nuestra Hermandad, ha de mencionarse a don José Manuel Muñiz Orellana, Hermano Mayor Honorario, antes efectivo, que fue el promotor del auge de esta Hermandad, llevándose a cabo durante su mandato la compra de la “choza” y posterior construcción de la Casa Hermandad en la calle Almonte de la aldea del Rocío, así como del papel importante que ocupa actualmente Dos Hermanas en el seno de las demás Hermandades rocieras, ya que dicho Hermano Mayor perteneció a la comisión que el Ayuntamiento y la propia Hermandad Matriz de Almonte dispuso para la construcción del nuevo Santuario de la Santísima Virgen del Rocío.

historia3

Carreta de madera lista para la presentación, años 50

La Casa Hermandad del Rocío fue construida en el año 1957, y fue remodelada adaptándolas a los nuevos tiempos y nuevas necesidades en los años 90 conservándose su estilo inicial. Es del más puro estilo andaluz, queriendo imitar un genuino cortijo de los que salpican nuestra geografía. Cuenta con capilla para albergar la Carreta del Simpecado y habitaciones para los romeros.

Cabría citar aquí a los numerosos colaboradores con que cuenta la Hermandad actualmente, pero no desean salir a la luz pública, ya que todo su amor hacia la Virgen del Rocío lo vuelcan en beneficio de la Hermandad nazarena. Otros muchos que trabajaron en años anteriores desean asimismo permanecer en el anonimato por las mismas razones.

La Hermandad radica desde su fundación en el año 1933 en la Parroquia de Santa María Magdalena de Dos Hermanas, donde recibe culto el Bendito Simpecado de la Virgen, en un bello retablo tallado en madera de pino seco y dorado, fondo de oro alemán y relieve de oro fino. La mesa de altar es al aire sobre dos columnas, y en el centro cuenta con un medallón en alto relieve con el escudo de la hermandad. Una grada para la candelaria, y el cuerpo del retablo es a base de camarín con su luna de cristal para albergar el Simpecado. A sus lados tiene dos columnas salomónicas con capiteles corintios, las columnas con alegorías a su estilo como querubines volando en actitud de contemplar el Simpecado. En el lado del Evangelio, tiene un tablero en cuyo centro va un medallón en alto relieve con la aparición de la Virgen Santísima y en el lado de la Epístola, un momento de la actual procesión. El remate del retablo es: sobre los tableros, un florón en cada remate final, y en el centro un florón en cuyo tímpano se haya un medallón en alto relieve con la figura de la Paloma Blanca rodeada de angelitos. Sobre el frontón un remate de talla y a los lados dos jarrones.

Este retablo que es propiedad de la Hermandad fue encargado 1954 por la misma al taller sevillano de los Padres Salesianos de la Trinidad, quedando presupuestado en aquella época en treinta mil pesetas, que se pagarían de manera fraccionada.

Nuestra Hermandad cuenta también con una Casa Hermandad en la misma ciudad de Dos Hermanas, sita en la calle Alcoba, 59, donde se guarda la Carreta del Simpecado, así como existen dependencias dedicadas a Secretaría, Mayordomia, Sala de Juntas, Salon de Actos, y Sala de Recreo para los Hermanos que concurren diariamente en ella, ademas cuenta tambien con numerosos armarios-vitrinas donde guarda y conserva celosamente todos sus enseres ; esta Casa-Hermandad ha sido construida totalmente por los Hermanos desinteresadamente, con el trabajo de unos y las aportaciones de otros Hermanos y devotos de esta Hermandad.

Un hecho destacable fue la hechura de la nueva carreta de plata para el Simpecado, siendo Hermano Mayor don Antonio Alonso Muñoz, realizada en los Talleres de Orfebrería Hijos de Juan Fernández de Sevilla en el año 1977, cabe reseñar que esta fue la primera carreta que dicho taller realizaba, y dado su original diseño inspirado en la anterior de madera, y con su singular jarra en lo mas alto del techo, hace que sea una de las mas singulares y reconocibles de entre todas las que entran por el Rocío.

historia4

Primer año de la Carreta de Plata en el quema, año 1977

El Simpecado que posee en la actualidad la Hermandad data del año 1941 obra del insigne taller de bordados sevillano de doña Esperanza Elena Caro, con diseño originalísimo del que fuera Hermano Mayor de la Hermandad D. José Pérez Iborra, fue restaurado y enriquecido en los talleres del bordador don José G. Carrasquilla, en el año 1979, La última restauración llevada acabo fue en el año 2007 por el prestigioso taller astigitano de D. Jesús Rosado consistiendo ésta, en su pasado a nuevo terciopelo. El anterior,(1933-1941) era de grandes dimisiones estando solo bordado su perímetro con grandes volutas y artísticas hojarascas en oro fino con la peculiaridad de que era de terciopelo burdeos y poseía una magnifica pintura de la Santísima Virgen del Rocío obra según parece de Santiago Martinez y que a día de hoy se encuentra en paradero desconocido.

La medalla que actualmente posee la Hermandad tiene a la Virgen del Rocío en el anverso; al reverso aparece la reproducción de las Hermanas Elvira y Estefanía de donde surgiría el nombre de Dos Hermanas con la histórica Torre de los Herberos al fondo, dicha medalla se remata con la Corona Real.

Cultos

La Hermandad celebra anualmente Triduo y Función de Instituto, siempre el segundo Domingo de Pascua, en honor de la Virgen del Rocío, peregrinación a la aldea y misa a los pies de la Blanca Paloma cada 8 de Diciembre, así como misa mensual ante el Simpecado cada primer lunes de cada mes, de acuerdo con lo que preceptúan nuestras Reglas. El lunes de Pentecostés por la tarde celebra el Rezo del Santo Rosario en la Casa-Hermandad del Rocío, al que concurre una gran afluencia de rocieros, siendo muy emotivo que la Casa se quede pequeña para albergar a tantos romeros.

historia5

Altar de cultos en Santa María Magdalena, principios de los 50

La Hermandad tiene como perspectivas de futuro en primer lugar, continuar teniendo como centro honrar a la Santísima Virgen del Rocío, desarrollando una labor de apostolado, para que no sea una Hermandad que “sólo va al Rocío”, sino que durante el resto del año siga unida en amor rociero, traduciéndose en numerosas obras sociales.

Nuestros Hermanos Mayores